Por la dignificación del operador del transporte público

JOSÉ SÁNCHEZ RINCÓN (Trabajadores del Transporte Subrogado)

Ponencia en el Foro de Consulta para el Nuevo Modelo de Transporte Público, convocado por el Gobierno del Estado de Jalisco. 8 de mayo de 2013.

Image

En vista de la modernización del transporte público que la presente administración estatal está promoviendo, mi pregunta es: ¿a qué se refieren con modernización? ¿A unidades con tecnología de punta? ¿A sofisticados sistemas de pre-pago electrónico, con cámaras de seguridad y GPRS? ¿Unidades que son conducidas por operadores con capacitación?

Efectivamente por la responsabilidad que conlleva ser conductor de transporte público, reconocemos que es importante la capacitación para este oficio. Sin embargo, quisiera destacar que por más tecnología de punta que se implemente para la unidades de transporte, y por más capacitados que estén los conductores, difícilmente tendremos un transporte moderno y eficiente si estos últimos no cuentan con condiciones laborales “modernas”. ¿Qué quiero decir con esto?

¿Cómo podremos tener un transporte público moderno si los operadores continuemos trabajando bajo las presiones con las que lo hacemos actualmente?, como son:

  •     Exigencia de boletaje (a mayor venta, mayor ganancia), lo que provoca competencia entre operadores que deriva en corretizas y accidentes viales.
  •     Horarios insuficientes para satisfacer necesidades fisiológicas: comer, descansar e ir al baño. Diez minutos para la hora de comida no son adecuados, y ello deriva en mal funcionamiento del organismo.
  •     Turnos de trabajo que llegan a ser hasta de 15 horas seguidas, en medio del estrés del tráfico, y que no contemplan actividades laborales como la liquidación del día y cargar combustible.
  •     Muchos de los compañeros operadores no cuentan con seguridad social, a pesar de verse expuestos a enfermedades crónicas y a daños a su integridad física mientras realizan su trabajo.

Por eso para tener un transporte un público realmente moderno, que cumpla con el servicio que la ciudadanía merece, proponemos lo siguiente:

  1. Que el trabajo del operador de transporte público sea reconocido como trabajo de alto desgaste físico y mental.
  2. Que se otorgue un salario fijo, digno, con todas las prestaciones y seguridad social acorde al sueldo real. Que el salario no dependa en ningún caso de la venta de boletos, sea por sistema de polla, 20 directo, o cualquier otro que obligue a la competencia entre conductores para obtener mayor ganancia.
  3. Que las autoridades verifiquen que el concesionario cumpla con lo mínimo que la ley establece (incluyendo día de descanso y vacaciones con su debido pago), si no lo hace que se le revoque el permiso.
  4. Que al momento de reestructurar los recorridos de las rutas y sus horarios, contemplen que los operadores laborarán no más de ocho horas diarias, con tiempos adecuados para tomar alimentos e ir al baño (una hora intermedia en su turno para cubrir dichas necesidades de manera adecuada).
  5. Que el operador tenga garantías de que trabaja cada día con una unidad en óptimas condiciones. Que el concesionario que no cumpla con dichas garantías asuma consecuencias legales.
  6. Que se garantice a los operadores la libertad de organización y asociación para la defensa de nuestros derechos laborales.
  7. Que para cualquier reestructuración o cambio en el funcionamiento de transporte público, como son cambios de rutas, aumentos de tarifa, se tome en cuenta la apreciación y condiciones de los operadores y que sea también en beneficio del mismo. Que la representación no sea la del sindicato, ya que ellos en realidad no tienen la experiencia de estar tras el volante. Se trata de considerar al operador como pieza fundamental del funcionamiento del transporte público, con lo cual él mismo dignifique su oficio.

Quiero reiterar que de hacer efectivas estas mejoras en las condiciones laborales de los operadores de transporte público, habrá un beneficio directo para ciudadanos y usuarios. Los operadores que no cumplan dignamente con su trabajo en estas condiciones deberán ser justamente sancionados.

Es importante darnos cuenta que el actual sistema de transporte enfrenta a conductores y usuarios, metiéndonos en un círculo que ha llegado incluso a la venganza violenta. Si revertimos esta lógica y hacemos un frente común entre usuarios y operadores de verdad tendremos un transporte público moderno.

Por último les invito a que vean el documental EL HOMBRE-CAMIÓN,  para que tengan más fundamento acerca de lo que aquí propongo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s